Bereshit, Medinat Israel y la educación.*

noticias

Bereshit, Medinat Israel y la educación.*

*Por Yudit Zadunaisky Ronen – educadora israelí.

Shalom a todos,

Aquí en la foto están abrazados y emocionados mi hija primogénita (tengo 4 nenas), Yuval (8 años) con su papá, mi marido David (Dudu para todos) con popcorn, en nuestra cama el 22/2/2019 a las 3:20 de la madrugada, frente a la televisión esperando que “Bereshit”, nave especial Israelí, sea lanzada al espacio en Florida, USA.

Como madre coherente y educadora, se imaginarán que me pregunté si eso es lo más cuerdo de hacer a la madrugada cuando al día siguiente hay clases. Conjuntamente con Dudu acordamos que si ella quería hacerlo le daríamos permiso. Maayan de 7 años decidió seguir durmiendo y las dos menores de 3 y 4 años vieron el despegue de la nave espacial en el gan junto a sus amigos.

El 11 de abril tiene fecha de llegada a la luna y entre las cosas que sucederán, esperamos la “selfie” con la bandera de Israel, el envío de fotos y como misión científica debería realizar una recolección de datos sobre el campo magnético de la luna.

Estando ya en la luna se sumaría Israel a las grandes potencias que llegaron a la luna EEUU 1969, URSS 1966 y China en el año 2013.

Ayer mi marido viajó a Barcelona por trabajo. En nuestro WhatsApp familiar mandó a nuestras hijas mayores un link y un mensaje.

Aquí se los paso con traducción y luego lo analizamos conjuntamente:

Yuval y Maayan:

“Aquí les paso este link de un artículo de un diario de adultos.

https://m.ynet.co.il/Articles/5468858 – La cola positiva que dejo Space IL.

La gente que abrió la compañía Space.IL ilumina nuestros caminos.

Solo pocas personas con un gran sueño, mucho valor y sobre todo perseverancia logran hacer grandes cosas. Y ellos no bajaron los brazos…

Cuando Google anulo la competencia, siguieron.

Cuando se les terminó el dinero el año pasado, tampoco se rindieron.

Si hubiera un problema técnico, y la nave Bereshit, no llegara a la luna, estoy convencido de que lo intentarán nuevamente hasta lograrlo.

Albert Einstein dijo una vez: “El camino más Seguro al fracaso, es no intentarlo”.

Para ellos no intentarlo, nunca fue una opción.

 

Bereshit como nuestro pueblo elige el largo camino hacia la “luna prometida”. Bereshit hará mediante su trayecto elíptico 6 millones de km, siendo la cercanía real entre la tierra y la luna aproximada en 384000 km…Así como Am Israel hizo en 40 años el camino desde Egipto.

Bereshit, como la Mediná, es un reto de David, pequeña potencia espacial hacia Goliat.

Bereshit, como la Mediná, es la labor de gente que cree en lo imposible como Hertzl y trabajan para conseguirlo.

Bereshit como nuestra medina es un logro de soñadores y pragmáticos como Ben Gurión, quien decidió proclamar nuestra independencia aun siendo ésto un delirio en ojos de muchos. Y aquí estamos hoy. Ese acta está colgada y se lee en cada colegio y cada jardín del país.

Esta Megilat Haatzmaut – acta de la independencia, también llegará con Bereshit a la luna encapsulada en tres discos, bien acompañada del Tanaj, enciclopedias, diccionarios en 27 idiomas, el prospecto del armado de la nave, dibujos de niños y música Israelí.

El presidente, Rubi Rivlin mandó su saludo y proclamó el dia del lanzamiento: “Mazal tov Medinat Israel, tienes una nave espacial camino a la luna” Agregó posteriormente “…Bereshit es, sin duda alguna, una iniciativa tecnológica y científica tanto como educativa.”

¿Cómo se conjugan Bereshit como emblema con el Estado de Israel si no es a través de la educación?

El Profesor David Psig, investigador del futurismo y sus efectos tecnológicos, sociales y educativos, nos relata en sus escritos que el rol principal de cada generación es saber preparar a la próxima hacia su futuro.

El problema comienza cuando el futuro de nuestras próximas generaciones es radicalmente diferente a nuestro presente. Queda entonces claro que en esta nueva era necesitará nuestro educando nuevas herramientas en tres disciplinas: estrategias de estudio, estrategias en relaciones humanas y estrategias de elección e innovación.

No hay duda alguna que el rol del educador solo como base del saber va desapareciendo y haciéndose innecesario.

En días contados comienza un nuevo año lectivo en Argentina.

Seamos educadores soñadores y sepamos brindarles herramientas para sueñen y lo hagan realidad. Sepamos involucrar a padres soñadores y eduquemos juntos.

Ensenémosles a los chicos de nuestra red escolar sobre Bereshit bíblico y Bereshit científico y espacial.

Brindémosle una mezcla de todo lo que la nave lleva en su vientre: valores judíos y universales como hay en el acta de la independencia, nuestras fuentes bíblicas, junto con planes científicos, arte y música, israelíes clásicos, modernos y actuales.

Sepamos enseñarles que quien no lo intenta nunca lo logrará.

Buen Comienzo de clases – Bereshit del año escolar.

 

Yudit Zadunaisky Ronen, educadora israelí.